La marca de bebidas Pernod Ricard se une a la Fundación Ellen MacArthur apostando por un envase sostenible y circular

La marca de bebidas Pernod Ricard se ha unido a la Fundación benéfica Ellen MacArthur para mejorar la sostenibilidad de sus productos.

El objetivo de la marca, líder en bebidas espirituosas y vinos es conseguir que sus envases sean reciclables, reutilizables o compostables antes del año 2025.

Para lograrlo han presentado su nueva botella para Ruavieja, una nueva evolución en materiales más respetuosa con el medio ambiente.

La nueva botella está fabricada con materiales ecofriendly, disminuyendo 100 gramos su peso y logrando reducir anualmente 286 toneladas de CO2 a la atmósfera.

También se han eliminado los residuos en vertederos, apostando además por el uso de energías renovables en su producción.

En 2018 la empresa se unía al Compromiso Global de la Nueva Economía del Plástico con la colaboración de la Fundación de Naciones Unidas para Medio Ambiente.

Tras tres años, en 2021 y cuatro años antes de la fecha prevista, Pernod Ricard prescindía del plástico de un solo uso en sus productos de promoción.

Eliminando también los tapones de plástico y las etiquetas en sus botellas, logrando un envase mucho más cuidadoso con el medio ambiente.

Actualmente y tras su gran innovación en sostenibilidad, están probando nuevos modelos para su distribución.

Trabajando en la reducción de residuos y emisiones de carbono, las marcas Absolut, Beefeater y Havana Club se distribuirán en Asia a granel.

Pernod Ricard sigue innovando y cuidando la sostenibilidad de sus envases, así como la de toda su cadena de producción y distribución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba