¿Cuándo es necesario un dispensador de cinta adhesiva?

¿Cuándo es necesario un dispensador de cinta adhesiva?

Un dispensador de cinta adhesiva es una herramienta de embalaje muy sencilla y útil para ahorrar para cerrar nuestras cajas o productos.

Ya sea para el cerrado de cajas como protección de los productos para su envío, transporte o almacenamiento en un almacén.

El ecommerce, logística, fábricas de productos o plantas de envasado son los principales sectores que más dispensadores utilizan.

Aunque también son utilizados en hogares y oficinas para el precintado de cajas de documentos o en mudanzas.

Son muy prácticos, económicos y nos ayudan a ahorrar tiempo y dinero en el precintado manual de nuestros productos.

El dispensador dispone de un soporte de bobina, un mango y una cuchilla, la cual permite cortar el precinto una vez aplicado.

A continuación os contamos todas las ventajas de los dispensadores de cinta así como cuando y como elegirlos.

Ventajas de un dispensador de cinta adhesiva

  • Permiten ahorrar tiempo a la hora de precintar manualmente nuestros productos o cajas.
  • Ahorro también de material, evitando el desperdicio de cinta adhesiva por cometer errores.
  • Son muy fáciles de utilizar, permitiendo ser utilizadas por personas no profesionales.
  • Económicas, podemos conseguir una precintadora manual por algo más de 3 euros.
  • Resultado mucho más preciso y profesional que manualmente sin la precintadora.
  • Evitan accidentes y son mucho más seguras, no hace falta cortar la cinta con cutex o tijeras.

¿Cuándo es necesario un dispensador de cinta?

Un dispensador de cinta adhesiva es necesario siempre y cuando queramos precintar nuestras cajas o productos manualmente.

Nos dará mucha más seguridad, evitaremos cortar la cinta manualmente con tijeras sufriendo cualquier tipo de incidente.

Cuando tenemos un negocio ecommerce, oficinas que utilizan cajas para guardar documentos, almacenes, fábricas.

En una mudanza también es necesario un dispensador, precintaremos nuestras cajas mucho más rápido y de forma más simple.

Cuando queremos envasar nuestros productos en cajas para su envío y queremos garantizar un embalaje profesional y seguro.

Si aplicamos incorrectamente la cinta adhesiva en las cajas corremos el peligro de que se acaben abriendo y exponiendo nuestros productos.

Como podemos ver se trata de máquinas manuales tan sencillas como necesarias para cualquier empresa y sector.

Si precintamos al día por ejemplo 100 cajas o 200 es necesario un dispensador manual o más bien recomendable.

Ahora si hablamos de 1.000 cajas o más pues ya necesitaríamos una máquina semiautomática o solución más profesional.

Elegir entre un dispensador manual o máquina semiautomática dependerá de nuestras necesidades de producción, aunque también del presupuesto.

¿Cuántas cajas precintas al día?, ¿son productos que son enviados al cliente directamente?, ¿sigues teniendo dudas?.

Contacta con nosotros y te ayudaremos a elegir la máquina precintadora más adecuada para tu producción, tipos de productos y necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba